Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 16 de octubre de 2008

El rey de la gamba

La conversación fue tal que así:

-Señor camarero, la parrillada de pescado para 2 personas, ¿me la puedo pedir yo que soy uno?
-Por supuesto.
-Pues adelante con esa parrillada.

5 comentarios:

Faria dijo...

Y yo con dieta blanda. Qué mal repartido está el mundo... Estaba malísimo, ¿a que sí? :P

Laura dijo...

Mientras la pague, como si quiere pedir un menú para 50 personas.
Besos.

Rosa, rosae dijo...

La envidia me corroe. Eso no se hace...

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Ole y ole... Dinos a los tiñosos envidiosos que al menos te ha subido el ácido úrico una cosa bárbara...

IndigO dijo...

Wo! que rico!