Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 18 de abril de 2009

Charles D. Seeberger

En momentos como éste me acuerdo del que patentó las escaleras mecánicas, ese santo varón.

6 comentarios:

Mery dijo...

Juassss
al menos con las escaleras de toda la vida nadie se queda parado y evitas que te venga detrás el típico con el petardo en el culo a empujones intentando pasar por delante de ti al subirlas a pie... y tú piensas, pa eso están las escaleras normales, déjame tranquila!

Malditofuego dijo...

En el metro de Londres solo hay escaleras mecánicas, si quieres ir de tranquis te tienes que poner a la derecha, para no molestar a los que suben a pie.
Cuando estuve me insultaron varias veces.

Malditofuego dijo...

Lo peor es que en Barcelona me pongo siempre a la derecha.

Faria dijo...

No me gustan las escaleras mecánicas... Siempre las subo/bajo caminando (lo cual está genial, porque alcanzas velocidades súper sónicas), porque es la única oportunidad que tengo de hacer un poco de deporte. Porque es deporte, ¿no? XD

Gato Cazador dijo...

Amigos, Faria ha tocado un tema interesante.

¿Nunca habéis pensado que la mayoría de gente que utiliza las escaleras mecánicas en el metro luego paga un gimnasio para subirse a una máquina que simula el subir escaleras?

Rocco dijo...

Carai! Estas son las de Blasco de Garay, arriba de todo, verdad?

No seremos vecinos, señor gato...?